Pages Menu
FacebookRss

Fase 3 Carillas: Aplicación de composite, capa de esmalte palatino y dentina

Si te perdiste las entregas anteriores te recuerdo la FASE 1 y la FASE 2

En este tercer paso abordaremos la primera capa de composite de la restauración, la del esmalte palatino.

Utilizaremos un esmalte translúcido lechoso o blanquecino. De esta manera el margen de esta capa ya nos da un pequeño efecto blanquecino que enmarcará las zonas translucidas (oscuras) del halo.

Es muy importante que esta capa sea realmente delgada, no más de 0,3 mm para no restar espesor a la dentina, que deberá opacar de forma suficiente el fragmento a restaurar, para que no se observe una diferencia de transmisión de la luz con el resto del diente.

Esta capa se aplica a la llave de silicona y se modela cuidadosamente para evitar excesos.

Tiene que quedar perfectamente reproducida la cara palatina y el borde incisal del diente. Lo ideal es que no hayan excesos para que al situar la silicona en la boca podamos polimerizar lo antes posible dicha capa.

Una vez polimerizada durante 10 segundos con la silicona perfectamente posicionada, pasaremos a retirar la misma con un movimiento hacia dentro de la boca para no apoyarnos en el borde incisal de la restauración.

Tras comprobar que el composite esta bien situado, reforzaremos con 10 segundos más de polimerización directa, la cara palatina.

 

En ocasiones sucede que la cara proximal de esa capa de esmalte palatino pude adherirse a la del diente vecino. Para separarlas recurriremos a la “maniobra del click”.

Tomaremos una espátula lo suficientemente ancha y rígida. Con ella nos apoyaremos entre ambas caras proximales siempre cuidando que nos apoyemos en diente y no en composite, y haremos una pequeña maniobra de luxación hasta que oigamos un “click” que nos indica que la superficie de composite se ha despegado del diente vecino.

Es conveniente, tras esa maniobra, pasar con delicadeza una tira de pulir interproximal extremadamente fina para asegurar que el punto de contacto esta aliviado.

Seguidamente colocamos una matriz de acetato para proceder a la colocación de la capa de dentina artificial.

Tomaremos una buena porción de composite que extenderemos delicadamente sobre la superficie del esmalte palatino y sobre la superficie del bisel, cubriendo aproximadamente 1 mm de dentina biselada y 1 mm del esmalte biselado profundo.

En el extremo incisal haremos la terminación de la dentina en función del tipo de efecto halo que queramos dar al diente.

Si estamos copiando el efecto del diente vecino tendremos que observar cuidadosamente hasta dónde llega la dentina, y cuál es el efecto de transparencia que debemos asegurar.

En muchos de los casos deberemos dejar la dentina a 1 – 1,5 mm aproximadamente del borde incisal, y de forma irregular, creando pequeños surcos para imitar la forma de los mamelones de crecimiento de la dentina.

Es muy importante que con esta capa de dentina quede totalmente oculta la línea amelodentinaría de la fractura, de lo contrario se verá al terminar la restauración y pulirla.

Si al polimerizar esta capa de dentina esa línea no desaparece, habrá que colocar un pequeño incremento de mínimo espesor en la zona para hacerla desaparecer.

La terminación de la dentina en la zona más cervical tiene que ser suave, sin líneas evidentes, dejando sin recubrir entre 2- 3 milímetros del esmalte superficial biselado.

 

Para empezar a conformar los puntos de contacto en las zonas proximales, antes de polimerizar esta capa, haremos una pequeña tracción hacia palatino con la tira de acetato. De esta manera obtendremos una suave curvatura hacia palatino del composite, que después podremos sellar perfectamente con la capa de esmalte.

En ese preciso instante procedemos a la polimerización de la capa de dentina.

Seguimos mañana con la FASE 4, la recibirás por email.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.