Fase 5 Carillas: Acabado y pulido - autrandentalacademy.com
Menu
FacebookRss

Fase 5 Carillas: Acabado y pulido

Aquí tienes las cuatro primeras fases de la restauración, por si quieres volver a revisar alguna antes de pasar a la última: Fase 1, Fase 2, Fase 3 y Fase 4.

A partir de aquí, realizaremos el acabado y pulido para conseguir una anatomía primaria, secundaria y terciaria lo más fiel posible al central vecino.

Empezaremos conformando la anatomía primaria y eliminando los excesos de composite con los discos de pulir de grano grueso o medio.

Primero, marcaremos con lápiz una línea en el ángulo más vestibular del borde incisal, y colocaremos de nuevo la guía de silicona. Así comprobaremos si la línea marcada coincide con el límite más vestibular de nuestra guía, y con el ángulo más vestibular del borde incisal del otro central.

Seguramente la línea marcada a lápiz estará más vestibularizada que nuestras referencias. Entonces eliminaremos el exceso de composite del borde incisal con un disco de pulir de grano grueso o medio, hasta que el borde incisal de composite coincida con la guía de silicona y con el borde incisal del otro central.

Seguidamente, marcaremos con lápiz las líneas de transición mesial y distal de nuestra restauración y comprobaremos que sean lo más simétricas posible respecto a las líneas de transición del otro central.

Las ajustaremos, si es necesario, con el disco de pulir de grano grueso o medio, trabajando desde vestibular para abrirlas y desplazarlas hacia proximal, o trabajando desde proximal para cerrarlas y llevarlas más al centro.

Para este paso también podemos usar fresas de carburo de tungsteno de corte fino de 9 hojas.

Continuaremos con el ajuste de los ángulos mesial y distal del borde incisal. Es muy importante que estos sean lo más parecidos posible al central vecino. No debemos olvidarnos del acabado y refinamiento de la cara palatina. Para este paso podemos usar gomas de pulido medio y fino.

En este punto, si hemos seguido estos pasos, ya tendremos elaborada la anatomía primaria de nuestra restauración. Seguiremos con los discos de pulir de grano medio y fino, suavizando y puliendo toda la superficie del composite.

 

Nuestro siguiente paso será realizar la anatomía secundaria. Para ello, debemos fijarnos en la del otro central e intentar reproducirla lo más fielmente posible. Usaremos una fresa diamantada de grano fino, o puntas de goma de grano medio para elaborarla.

Si queremos realizar la anatomía terciaria y texturización de la superficie de la restauración, lo haremos con fresa diamantada de grano fino (nunca con la punta de la fresa, para que no se marque excesivamente), rayando suavemente en dirección horizontal la superficie del composite con finas líneas paralelas e irregulares y posteriormente lo suavizaremos usando copas de goma de grano fino.

Finalmente repasaremos las zonas interproximales, con tiras de pulir muy finas, con mucho cuidado, para no modificar los puntos de contacto.

Para darle a nuestra restauración el brillo definitivo, lo haremos con discos de felpa o pelo de cabra, acompañados de pasta de pulir de oxido de alumnio de 30 micras.

En la siguiente imagen puedes ver el resultado final:

 

Como has podido ver a lo largo de los cinco días de este mini-curso de carillas, si se sigue este protocolo de estratificación policromática y se hace una correcta elección de los composites a utilizar en cada capa, podemos obtener unos resultados predecibles y constantes.

Con esta técnica, la línea de fractura y el color diferente del fragmento reconstruido no van a volver a ser un problema recurrente en tus reconstrucciones de Clase IV.

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.